5 ventajas de tener un puff en casa

Rellenos, más mullidos, rígidos, redondos, cuadrados, con bordados e incluso sin forma, los puff para decoración son tendencia desde hace años. Sin embargo, aún son muchos los que creen que no quedan bien o que son difíciles de combinar con la decoración de la casa, pero esto no es más que mera negación de las ventajas de tener uno (o más) en tu hogar.

Por otra parte, hay quienes los han visto y no tienen idea de para qué pueden llegar a servirle. Si tú piensas igual, lo primero que debes saber es que los puff para decoración han sido pensados para ser muy cómodos: Pueden servir para descansar los pies, para sentarse, para dormir una pequeña siesta en la tarde e incluso para guardar cosas que no sabemos dónde poner, es decir, para mantener el piso ordenado.

Hoy te presentaremos las cinco ventajas de tener un puff en casa.


Son muy cómodos

En primer lugar, y como adelantamos antes, la comodidad del puff es su principal característica y, a la vez, ventaja. Más allá de los rellenos (que varían), este mueble pide a gritos que te tires encima a descansar.

Tienen muchas funciones

Pueden cumplir múltiples funciones. Hoy en día, hay que quitarse de la mente la imagen de los tradicionales puff sin forma; los hay pequeños para apoyar los pies luego de un largo día o para ofrecerle de asiento a un amigo en una reunión, pero también los hay grandes y largos con capacidad de poner objetos dentro, entre otras funciones.

Lo puedes poner donde quieras

Son ideales para quienes tienen poco lugar en su piso porque pesan poco y, al haber de muchas formas, siempre encontrarás uno ideal para ti. Se los puede deslizar con facilidad por las diferentes habitaciones.

Son ideales para un ambiente chill out

Son originales y le dan una imagen relajada a cualquier cuarto. No nos cansamos de decir que los puff para decoración son tendencia y al haber tanta variedad, podrás encontrar el que se adapte a tus gustos y necesidades. Si quieres darle color a tu sala de estar, podrás elegir estampados o monocromáticos, según lo que consideres conveniente.

Son fáciles de limpiar

Por último, pero no menos importante, su fácil lavado los vuelve ideales para jardines o espacios interiores y también para quienes tienen niños pequeños. Todos sabemos que la pesadilla de los padres es esa etapa en que los chiquillos manchan y rayan todo. Por eso los puff, debido a su adaptabilidad, terminan siendo la mejor opción.

 

¿Te animas a poner un puff en tu vida?

Categoría: Cajón desastre

Dejar un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos marcados (*) son obligatorios.