Ideas sobre como decorar habitaciones juveniles

Decorar habitaciones juveniles puede convertirse en un auténtico quebradero de cabeza. No solo tenemos que tener en cuenta los gustos de nuestros hijos, que al fin y al cabo son los que van a dormir y pasar tiempo allí, sino también hemos de respetar un presupuesto determinado.

Existen una gran cantidad de blogs que ofrecen posts sobre tendencias de decoración para dormitorios juveniles que nos pueden ayudar a coger inspiración. Nosotros, aquí, pretendemos dar una información completa. Recopilamos todo aquello de utilidad para ayudar en la tarea de elegir la mejor decoración para la habitación de nuestros hijos.

Y es que, conforme nuestros hijos se van haciendo mayores, hay cosas que empiezan a quedarse atrás. Aunque hace unos años eran perfectas y encantaban al chico, ahora ya no son apropiadas para su edad. Además, con la edad van surgiendo nuevas necesidades como, por ejemplo, crear un espacio de estudio donde pueda concentrarse realizando sus tareas y que sustituya a la zona de juegos infantil.

Colores tendencia

A la hora de decorar la habitación de nuestros hijos, no hemos de caer en los tópicos de que el rosa y el malva son los más apropiados para las chicas y el azul para los chicos. Existe una amplísima gama de colores que podemos combinar de manera original sin tener que renunciar a ninguno de ellos.

De hecho, el combinar varios colores es tendencia en decoración de habitaciones juveniles. No solamente en lo que a elementos decorativos se refiere, sino también en la pintura de las paredes. Lo ideal para conseguir una buena combinación es usar dos o tres paletas de contrastes jugando con colores y tonalidades diferentes.

Psicología del color

Hay numerosos estudios que se centran en averiguar el efecto que tienen los colores en nosotros mismos. Las conclusiones de casi todos ellos coinciden al mostrar que cada color influye de manera directa en la sensación que nos transmite el espacio.

Así, el rojo transmite energía, el verde transmite tranquilidad, el morado fuerza, el azul paz, etc.

A pesar de esto, lo fundamental a la hora de decidir entre un color u otro es tener en cuenta los gustos personales de nuestros hijos, aunque siempre la psicología del color nos puede servir de argumento para decidir entre unos colores u otros.

Otros factores a tener en cuenta…

Por otro lado, también hemos de tener en cuenta otros factores a la hora de decidirnos entre una gama de colores u otra:

1. El tamaño de la habitación: si el dormitorio de nuestro hijo es pequeño, es más recomendable elegir colores luminosos que den sensación de amplitud.

2. Nada de colores pastel: con colores luminosos, no nos referimos a colores pastel, que son más propios de habitaciones infantiles o de bebés. Hemos de procurar elegir colores intensos pero combinados bien. Así, por ejemplo, si elegimos un color muy intenso, podemos combinarlo con un blanco u otro tono neutro que haga contraste y contrarreste esa intensidad. De esta manera, podemos pintar una pared de un color intenso, pero las otras de un color más claro o neutro. Lo más recomendable es pintar el techo siempre blanco.

3. No volverse loco con los colores: Como hemos dicho, combinar colores diferentes es una muy buena opción para conseguir un dormitorio moderno y bonito, sin embargo, no hemos de pasarnos poniendo demasiados colores diferentes. Basta con elegir dos o tres colores y jugar un poco con las tonalidades.

Decoración en las paredes

El primer elemento a tener en cuenta a la hora de decorar una habitación juvenil es la pintura y el estilo de la pared.

Por lo general, cuando decoramos una habitación infantil, solemos poner en las paredes motivos infantiles con dibujitos o decoraciones que luego no son apropiados cuando nuestro hijo crece. De esta manera, el primer paso es cambiar el aspecto de las paredes. Esto no solo se reduce al color de la pintura, sino a otros muchos elementos de decoración de las paredes:

Papel pintado

El papel pintado es una muy buena opción para conseguir decorar una pared de manera original y fácil.

En el mercado podemos encontrar una amplísima variedad de papeles pintados con diseños muy apropiados para un ambiente juvenil

Además, es muy sencillo de poner y quitar, por lo que podremos cambiarlo fácilmente nosotros mismos cuando lo deseemos.

Esto lo convierte en una opción más que recomendable para el dormitorio de nuestros hijos.

Vinilos a medida

Para aquellos que no se deciden a colocar toda una pared de papel pintado, la opción de los vinilos decorativos a medida puede ser la ideal.

Podemos colocar vinilos de tamaño y diseño muy diferentes, dependiendo de nuestros gustos y necesidades. Y es que no solo podemos colocar vinilos decorativos en las paredes, sino también en el mobiliario, como por ejemplo en el armario.

Fotos y posters

Lo más común es que nuestros hijos quieran decorar su dormitorio con posters de sus artistas favoritos o de fotos con sus amigos. Como va a ser algo que el niño o l aniña querrá tener, hemos de pensar como presentarlos de forma recurrente. De esta manera, una buena idea sería ponerles un pequeño marco a los posters y colgarlos como cuadros.

De esta manera, evitamos tener que ponerles cinta adhesiva o grapas, que además de quedar menos bonito, daña la pintura de la pared.

En cuanto a las fotos, hay muchas formas de colocarlas de manera original. Podemos hacer un collage con las fotos preferidas de nuestros hijos y colocarlo en la pared. Además, podemos darle forma al collage, de manera que quede mucho más original. Por ejemplo, un corazón, perfecto para la habitación de nuestra hija y que seguro le encantará.

También podemos colocarlas a modo de guirnalda, poniendo una cuerdecita y sujetando las fotos con pincitas de madera.

Decoración con textiles

Decorar el dormitorio de nuestros hijos no solo tiene que ver con pintar las paredes o colocar muebles bonitos y funcionales, sino que también hemos de tener en cuenta otros elementos como ropa de cama, cojines, cortinas o alfombras.

Alfombras originales

Una alfombra aporta gran calidez al espacio donde se coloca, además de servir como elemento de diseño y decoración.

Podemos encontrar alfombras de una gran cantidad de modelos, diseños y colorido diferentes.

Las alfombras con diseño geométrico son, sin lugar a dudas, una muy buena opción. Ya sean de rayas, con decoración en zig-zag, triángulos, etc podrán combinar perfectamente con la decoración y darán un toque de colorido y desenfadado a la estancia.

Sin embargo, dependiendo del estilo decorativo que usemos, las alfombras con diseños geométricos pueden crear un ambiente muy recargado, por lo que podríamos optar como mejor opción por alfombras lisas. Las posibilidades con este tipo de alfombras son amplísimas, no solo en cuanto a colores o combinaciones de color se refiere, sino también en cuanto a forma. Hay alfombras redondas, cuadradas, rectangulares, etc.

Ropa de cama llena de color

La ropa de cama también es algo imprescindible dentro de la decoración del dormitorio juvenil.

Es el elemento que más fácil puede variarse, por lo que no hemos de temer elegir diseños atrevidos o de colores demasiado llamativos.

La cama es el centro del dormitorio, uno de los muebles más grandes y llamativos que tenemos en él por lo que debemos hacerla destacar vistiéndola de forma bonita y llamativa. Es más, podemos contar con dos juegos diferentes de fundas nórdicas, por ejemplo, que nos permitan cambiar el aire de la decoración cuando nos apetezca.

Existen edredones juveniles con diseños y colorido muy diverso, por lo que no nos será difícil encontrar uno que quede perfectamente integrado con los colores y la decoración que hemos elegido para el dormitorio de nuestro hijo.

Decoración con cojines

Es importante tener en cuenta los cojines que coloquemos en el dormitorio.

Colocar varios cojines encima de la cama, no solo aportará diseño sino también darán sensación de mayor comodidad que si solo tenemos la almohada sobre la cama.

Podemos elegir cojines de diferentes tamaños, formas y colores y colocarlos unos delante de otros. Lo ideal es colocar como mínimo 4 cojines sobre la cama.

Estos cojines no solo pueden combinar con la ropa de cama y las cortinas, sino con otras gamas de colores o tonalidades presentes en la decoración del dormitorio juvenil.

Además, no solamente podemos colocar cojines sobre la cama, sino que la decoración con cojines puede extenderse a otros elementos del dormitorio, como la silla de escritorio, la repisa de una ventana, etc.

Cortinas y estores

La cortina o el estor es un elemento fundamental no solo para la decoración, sino también para la privacidad del dormitorio.

Pero además con las cortinas ocurre un poco lo mismo que con la ropa de cama: que puede cambiarse fácilmente y por poco dinero.

A la hora de decidirnos por unas cortinas u otras hemos de tener en cuenta que éstas dejen pasar la luz, para no perder luminosidad en la estancia. Además, el diseño y colorido ha de estar acorde con el resto de elementos decorativos.

¿Qué elegir cortina o estor?

Muchas personas dudan a la hora de elegir entre una cortina y un estor. La principal diferencia entre ambas es que los estores suelen ser más opacos. Dejan pasar menos la luz, pero pueden ser una buena opción para aquellas ventanas en las que el sol da directamente durante un periodo prolongado de tiempo al día. Además, la forma de uso también es diferente, pues mientras las cortinas se corren a un lado para dejar accesible la ventana, los estores se suben de abajo hacia arriba.

Paneles japoneses

Los paneles japoneses pueden considerarse un tipo intermedio entre las cortinas tradicionales y los estores.

Permiten la misma movilidad de las cortinas, al poder ladearse de un lado a otro, pero pueden ser más gruesos dejando pasar menos la luz como los estores.

Consisten en una serie de paneles, colocados en unos rieles. El número de paneles y de rieles puede variar dependiendo de la anchura de la ventana.

Organizar la habitación de tus hijos

Para conseguir el éxito en la decoración de la habitación de cualquier adolescente lo ideal es que consigamos que existan tres espacios diferenciados: un espacio para el descanso, un lugar de trabajo o estudio y un espacio para el ocio.

Además, hemos de tener en cuenta que mantener en orden el cuarto de nuestros hijos muchas veces se convierte en una ardua tarea. Por eso, para poder conseguir un cuarto ordenado es imprescindible contar con un buen espacio de almacenaje de manera que les sea fácil mantener cada cosa en su sitio. Podemos colocar estanterías o muebles modulares donde poder colocar objetos, pero hay otras muchas ideas.

Puffs, una opción original

Un puff siempre es una buena opción para dar un toque moderno y funcional a la estancia. Y es que podemos encontrar una amplísima variedad de modelos de puffs diferentes.

Sin embargo, en lo que almacenaje se refiere, los ideales son los que cuentan con un arcón bajo la tapa.

Los puffs además nos permiten crear un espacio en el que poder sentarse a leer o reunirse con amigos dentro del propio dormitorio. Además, hay modelos muy funcionales, que pueden adoptar muchas posiciones diferentes y que no ocupan apenas espacio.

De esta manera el puff cumple con dos funciones principales dentro del dormitorio infantil o juvenil: contribuir al orden y crear un espacio de ocio dentro del dormitorio.

La cama ideal

No solo la necesidad de espacio útil dentro del dormitorio, sino también la necesidad de espacio de almacenamiento, convierten a las camas nido en una opción a tener en cuenta. Este tema lo tratamos más en profundidad en el post Cama nido: ¿La mejor opción para un dormitorio juvenil?

Podemos pensar que este tipo de camas son más propias de habitaciones infantiles que de habitaciones para adolescentes. Sin embargo, la realidad es que cada vez este tipo de camas se usan más en dormitorios juveniles. Existen muchos tipos de cama nido, desde la básica como la cama nido juvenil play, hasta la cama nido canapé abatible o las camas compactas.

Para solucionar los problemas de almacenamiento, las camas nido con canapé abatible son ideales. No solo porque nos permiten contar con dos camas en el espacio de una sola, sino también porque nos proporcionan espacio extra donde poder guardar objetos de forma sencilla y cómoda.

Sin embargo, para aquellos que no vean la necesidad de tener dos camas en el dormitorio, o que simplemente no les gusten las camas nido, ofrecemos otra solución: el canapé abatible.

El mercado del mueble cada vez ofrece más variedad de canapés abatibles. Y es que no deja de reinventarse, pues es consciente de la popularidad que este tipo de mueble está alcanzando hoy día.

Podemos encontrar modelos de canapé abatible tradicionales, con un arcón bajo la tapa que sirve de base al colchón en el que guardar objetos, pero también nuevas tendencias del canapé abatible con modelos de cajones o incluso con zapatero accesible desde el exterior, sin necesidad de levantar la tapa.

¿Y el colchón?

Además, en lo que a la elección del equipo de descanso se refiere, tendremos que valorar la elección de un buen colchón. El objetivo es que nuestros hijos puedan descansar cómodamente. Pues, conforme van creciendo, ya no usan la cama solamente para descansar por la noche, sino también para leer, jugar con la Tablet, ver la tele, etc.

Hoy en día podemos encontrar colchones de muchos materiales diferentes: látex, muelles, muelles ensacados, colchones viscoelásticos, etc. Para cada persona, dependiendo de su peso, características y preferencias, será más recomendable un tipo de colchón u otro. Por ello, lo más recomendable es contactar y pedir consejo a un profesional si tenemos dudas. También podemos realizar algún test de los que ofrecen algunas webs sobre cómo elegir el colchón ideal. En ellos se tienen en cuenta las principales premisas que condicionan la elección de un tipo de colchón u otro. Al final nos aconsejan el más adecuado.

Un lugar para el estudio

Cuando nuestros hijos se hacen mayores, necesitan un lugar donde poder realizar sus tareas escolares de forma cómoda y sin ser molestados.

El lugar perfecto para ellos es su propio dormitorio, pero tendremos que acondicionarlo para tal fin.

De esta manera, deberemos colocar un escritorio amplio, con cajones y espacio para libros y apuntes. También una silla cómoda donde poder sentarse a estudiar.

Finalmente…

Esperamos que todas las ideas y recomendaciones sobre decoración de habitaciones juveniles hayan sido de utilidad e inspiración a la hora de decorar o redecorar el cuarto de sus hijos.

Vamos a hacer una pequeña recopilación de los consejos más importantes:

  • ¡Combina colores! No porque nuestro hijo o hija se haga mayor hay que decorar el cuarto con colores demasiado sobrios o aburridos.
  • Decora la habitación siempre teniendo en cuenta el gusto de tus hijos.
  • Coloca elementos personalizados en las paredes. Pueden ser posters o collages de fotos, de esta manera la decoración será única y personal.
  • Ten en cuenta la funcionalidad, introduciendo elementos de almacenaje suficientes.
  • Intenta crear siempre 3 espacios dentro del dormitorio: de descanso, de estudio y de ocio.
  • No temas elegir diseños atrevidos para la decoración textil, pues pueden cambiarse con facilidad. Elige edredones, cortinas, mantas y cojines llamativos que aporten un plus de originalidad.

Dejar un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos marcados (*) son obligatorios.