Qué tener en cuenta para elegir un canapé abatible

Escoger el mobiliario de dormitorio con el que vamos a convivir durante años es una tarea importante que a veces pasa desapercibida. Si no le dedicamos el tiempo necesario, podemos arrepentirnos de una mala elección y acabar perdiendo el dinero invertido.

Estamos acostumbrados a mirar cientos de armarios antes de escoger el ideal, mesitas de noche, colchones… Una vez hemos exprimido todo el tiempo en prácticamente cada detalle, nos percatamos de que nos queda muy poco para elegir el soporte sobre el que vamos a descansar cada noche y del que dependerá en gran medida la calidad de nuestro despertar: el canapé.

¿Cuáles son las claves para comprar un canapé abatible?

El canapé nace de la necesidad de solventar los problemas de espacio sacándole provecho al hueco desperdiciado de debajo de la cama. Al genio que se le ocurrió esta maravillosa idea le debemos años de quebraderos de cabeza y ecuaciones matemáticas que intentaran encajar al más puro estilo “tetris” todos nuestros enseres.

Así que, una vez has comprendido la importancia de elegir el canapé abatible perfecto, te vamos a dar todas las pautas para que consigas el tuyo.

 

  1. Almacenaje y estructura del canapé

Lo más importante es que la estructura del canapé sea sólida y resistente, más allá de fijarnos en los acabados, lo que necesitamos es un soporte que no ceda con el peso ni se deforme con el paso del tiempo.  Es recomendable que su interior esté reforzado y que la estructura esté hecha con materiales como el acero, el aglomerado o la madera resistente.

El almacenaje podrás medirlo con la altura del lateral del arcón y su fondo, elige el más adecuado en función a la capacidad que necesites.

Este canapé zapatero es un buen recurso para organizar bien tu dormitorio, sus compartimentos son ideales para que, además de otros enseres, guardes tu calzado de una manera cómoda.


 

  1. Compatibilidad del canapé abatible con el colchón

Antes de comprar el canapé abatible, tienes que asegurarte de que sea compatible con tu tipo de colchón porque no todos lo son. Para los colchones de espuma, viscoelástico o de muelles podremos utilizar casi cualquier canapé.

Sin embargo, si tienes un colchón de látex necesitarás un somier de láminas ya que esta clase de material precisa de ventilación todo el tiempo, así que no es aconsejable utilizar bases tapizadas.

Aunque parezca algo evidente, no puedes olvidar tomar las medidas de tu colchón. Existen canapés abatibles de matrimonio, individuales e infantiles en todos los tamaños para que ambas piezas encajen a la perfección.

 

  1. Apertura del canapé

Uno de los aspectos esenciales a la hora de escoger el canapé es la facilidad y la comodidad de su apertura. Este gesto diario ha de ser sencillo y no requerir de ningún tipo de esfuerzo.

Hay dos tipos de apertura, la frontal y la lateral. La dirección de la apertura dependerá del espacio que tengas en tu dormitorio, si es lateral tendrás que disponer de bastante para poder abrirlo del todo sin problemas.

Existen diferentes sistemas de apertura como el de pistón de gas e, incluso, modelos de apertura eléctricos como éste que facilitan aún mucho más las cosas.

 

  1. Seguridad y estabilidad

El canapé debe de ser una base sólida y proporcionar estabilidad, cuanto mayor sea su peso menos serán las probabilidades de desplazarse con los movimientos en la cama.

Lo ideal es que su superficie, de ser tapizada, sea antideslizante para mayor sujeción del colchón (hay muchos canapés abatibles que incluyen una vara de enganche para fijarlo).

Todos estos detalles puedes estudiarlos en las características del producto para que, elijas el canapé que elijas, quedes totalmente satisfecho.

 

 

 

Categoría: Cajón desastre

Dejar un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos marcados (*) son obligatorios.