¿Cómo elegir un colchón a tu medida? Factores a tener en cuenta

Dormir de forma adecuada es tan esencial para el ser humano como llevar una buena alimentación o practicar ejercicio físico con regularidad. Disfrutar de un sueño óptimo ayuda a controlar el estrés y mejora tu estado de ánimo. Por el contrario, dormir en una superficie inapropiada puede provocar dolores de espalda y empeorar el descanso.

Por ello, es importante tomarse un tiempo y analizar diversos productos para elegir el colchón perfecto para tu descanso. Existe una amplia oferta y puede resultar complicado saber cuál es el mejor para cada uno, vamos a hablar de los factores más importantes a tener en cuenta para la elección de un buen colchón.

La postura

Saber en qué postura sueles dormir es un principio básico para la elección del colchón. Si acostumbras a dormir boca arriba, apoyando tu cuerpo sobre la espalda, debes escoger un colchón duro. Si duermes de lado, es recomendable un colchón con una dureza menor, de esta forma tu cuerpo podrá hundirse suavemente hasta encontrar la posición correcta.

El peso

En función de tu peso variará el tipo de colchón que necesitas. Si eres una persona delgada, necesitaras un colchón con flexibilidad que se adapte fácilmente a tu cuerpo y reparta de forma correcta tu peso. Por el contrario, si eres una persona más corpulenta deberías optar por un colchón con firmeza que no permita que te hundas excesivamente.

¿Sueles pasar frio o calor?

Si vives en un lugar de temperaturas bajas es recomendable escoger algún modelo que mantenga más el calor. Una gran opción serían los colchones de látex, pero también se podría optar por uno de espuma o material viscoelástico.

Por el contrario, para las personas calurosas o que viven en un lugar especialmente cálido, la mejor opción es un colchón de muelles. Evitarán que sudes ya que son más frescos gracias a que poseen una mejor ventilación.

¿Sueles moverte mucho?

Si eres de los que no para de dar vueltas mientras duerme, es recomendable que escojas un colchón duro que no obstruya tu movilidad. Ya que si el colchón es demasiado blando te hundirás, no podrás moverte e impedirá que disfrutes de un correcto descanso.

¿Qué tipo de colchón tienes en casa? ¿Descansas correctamente? ¡Cuéntanos!

Dejar un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos marcados (*) son obligatorios.