Cómo elegir tu nuevo colchón

El buen descanso es esencial para tener calidad de vida y si no duermes bien sabrás perfectamente de lo que hablo.

Uno de los factores más importantes a tener en cuenta para dormir a pierna suelta es el colchón. Si no tienes un buen colchón adaptado a tus necesidades, acabarás teniendo dolores de espalda o cervicales y eso repercutirá en tu calidad de sueño y de vida.

Tipos de colchones hay muchos, con diferentes materiales, con diferentes niveles de dureza… por eso te vamos a ayudar a elegir el mejor colchón para ti.

Qué debes preguntarte antes de comprar un colchón

  • ¿Cuánto pesas y mides?

Según tu fisionomía necesitarás un colchón más o menos firme y de mayores dimensiones o un tamaño estándar.

  • ¿En qué posición duermes?

Si duermes boca arriba deberías escoger un colchón con mayor dureza, en cambio, si duermes de lado o boca abajo deberías escoger uno con menos firmeza para que permita al hombro adaptarse.

  • ¿Te mueves mucho?

Si eres de los que no se está quieto mientras duerme, necesitarás un colchón algo más firme ya que con un material blando te hundirías y resultaría incómodo.

  • ¿Eres caluroso?

Si sueles pasar calor, un colchón de muelles puede ser más adecuado para ti ya que transpiran más y son más frescos, en cambio, si eres friolero un colchón viscoelástico o de espuma es ideal ya que guardan más el calor.

Qué material escoger

  • Colchones de muelles

Hay de diferentes clases, están los de muelles “ensacados” o “embolsados” que tienen cientos de muelles independientes recubiertos de tela. Se adaptan bien a la forma del cuerpo y son frescos para el verano.

Muelles independientes o bicónicos que tienen un núcleo de muelles metálicos enlazados unos a otros por in hilo metálico.

  • Colchones de espuma

Estos están formados por espuma de poliuretano. Tienen distintas densidades dependiendo de su calidad. Las densidades menores a 35kg son indicados para niños o para habitaciones de invitados.

  • Colchones viscoelásticos

Es uno de los materiales más populares en los últimos años. Su fama se debe a su gran adaptabilidad al cuerpo, dependiendo de la presión que ejerza el cuerpo, el colchón se amolda y distribuye el peso corporal.

Ofrece una gran comodidad y da un efecto de estar flotando.

  • Colchones de látex

Estos colchones tienen mayor firmeza, pero a la vez se adaptan bien al cuerpo. Mantienen más el calor y son muy cómodos sobre todo para personas que se mueven, incluso para dos personas.

Firmeza del colchón

La firmeza de un colchón es clave y no hay una dureza ideal, depende siempre de cada persona y sus condiciones.

Lo ideal es que se reparta el peso del cuerpo de manera uniforme. Un buen colchón debe mantener la columna vertebral alineada si estás de lado y adaptarse a tu curvatura si estás boca arriba.

En un colchón demasiado rígido la espalda no se adapta y tendremos una mala posición, pero en uno blando el cuerpo se hunde y la columna se curva, generando molestias también. Un buen colchón no debe ser ni muy duro ni muy blando, eso sí dependiendo de cada caso particular.

En Confort Online contamos con un amplio catálogo de colchones de distintos materiales y tamaños, encuentra el que más se adapte a ti y empieza a descansar como si estuvieras en las nubes.

Dejar un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos marcados (*) son obligatorios.