Todo sobre las camas articuladas eléctricas: características, ventajas e inconvenentes

Tradicionalmente se piensa que las camas articuladas solamente son propias de hospitales y geriátricos para proporcionar una mayor comodidad a las personas enfermas o de movilidad reducida. Ciertamente en un principio así era y únicamente encontrábamos camas articuladas en clínicas o residencias. Sin embargo, hace ya tiempo que suelen utilizarse como cama normal en nuestros hogares, pues es una realidad patente que cada vez estamos más concienciados en la importancia de un buen descanso y de calidad.

Por ello las camas articuladas están tomando protagonismo en los dormitorios de muchos hogares, pues, como veremos a lo largo del post, las ventajas de contar con una cama articulada son muchas y existen muchos tipos con muchas características diferentes que explicaremos proporcionando una información detallada.

¿Qué es una cama articulada?

Una cama articulada es una cama con un somier que puede articularse en diferentes planos (por lo general 3 o 5 planos), de manera que nos permite elevar el tronco, las piernas o ambas cosas a la vez.

Son ideales para personas con movilidad reducida que tengan problemas para levantarse y pasan gran parte del día en la cama.

Generalmente están preparadas para soportar un gran peso, hasta 140 kilos normalmente, pero, como veremos, podemos encontrar otros modelos que soportan hasta los 350 kilos, por lo que son ideales para personas obesas.

También son llamadas camas geriátricas o camas eléctricas.

Tipos de camas articuladas

En primer lugar, hemos de hacer una distinción entre las camas articuladas con sistema manual y las camas articuladas con sistema eléctrico.

  • Camas articuladas manuales: son aquellas que cuentan con un sistema de articulación que se acciona de manera manual. El mecanismo es el siguiente: elevamos de manera manual el somier de la cama hasta la posición deseada y queda encajado mediante un click. Cuando queramos bajarlo de nuevo tendremos que elevarlo hasta que se elimine la sujeción y bajarlo hasta abajo. En la actualidad, este tipo de mecanismo es el menos utilizado debido a la incomodidad que supone, especialmente si la persona que está en la cama no puede levantarse.

 

  • Camas articuladas eléctricas: se accionan mediante uno o varios motores. Son mucho más cómodas que las camas manuales y la propia persona que está acostada puede cambiar su posición sin necesidad de levantarse mediante un mando.

 

Una vez vistos los tipos de mecanismos de accionamiento, pasamos a ver los tipos de camas que puede incluir un mecanismo o el otro:

  • Camas articuladas tradicionales:

Son las camas articuladas que podemos encontrar la mayoría de los hospitales. Suelen tener una estructura de metal y un somier articulado. Además, lo más recomendable es que lleven ruedas de manera que puedan desplazarse fácilmente.

Pueden llevar barandillas, para evitar que la persona se caiga de la cama o para que pueda moverse con mayor facilidad.

Además, suelen incluir cabecero y piecero de madera o de otros materiales.

  • Camas articuladas matrimonio:

Son iguales que las camas articuladas tradicionales, existen camas articuladas de todas las medidas, por lo que podemos encontrar camas aptas para que duerman dos personas.

Sin embargo, lo más recomendable es que la cama cuente con dos somieres gemelos independientes para colocar también dos colchones independientes de manera que puedan articularse de manera individual y que cada persona pueda adoptar la posición que le sea más cómoda.

Las personas que tienen sobrepeso a menudo no encuentran su cama ideal, pues ésta ha de reunir resistencia y una serie de características técnicas adecuadas a su peso.

Las camas especiales para obesos cuentan con un soporte metálico reforzado que sustituye al somier de lamas de madera. De esta forma se evitan deformaciones de la estructura de la cama por el peso.

Las camas de este tipo pueden resistir un peso de hasta 220 kilos y cuentan con las ventajas y la comodidad que proporcionan las camas articuladas en general.

Puede encontrar más información sobre camas articuladas para obesos en el post Cama articulada para obesos y personas con sobrepeso.

  • Camas articuladas con carro elevador:

Son especialmente recomendables si tenemos que cuidar a una persona que esté impedida en la cama. Cuentan con un carro elevador que permite regular la altura de la cama de manera que nos sea más fácil atender a la persona.

En el mercado podemos encontrar dos sistemas de elevación diferente:

  • Tijera o carro elevador: la cama se eleva mediante un sistema de tijera, que se abre o se cierra en diferente grado dependiendo de la altura a la que subamos o bajemos la cama.
  • Telescópica: la cama cuenta con dos motores que funcionan de manera independiente. Uno de ellos está colocado en el cabecero y otro en el piecero y hacen que la cama suba o baje.

Características técnicas de los somieres articulados.

Una vez vistos los tipos de camas articuladas entre los que podemos elegir, es muy importante que conozcamos y sepamos diferenciar entre las diferentes características que puede tener el somier de la cama articulada.

  • Material con el que está fabricado el somier

En primer lugar, nos vamos a referir al material del somier, ya que esta es una parte muy importante de la cama en sí.

El mercado del mueble nos ofrece diversos tipos de materiales para los somieres:

Somier de lamas de madera: es el más parecido a los somieres de las camas tradicionales. Las lamas de madera pueden ser:

Lamas flotantes, que van unidas al somier mediante unos tacos de caucho. La lama no va directamente fija a la estructura, sino que se unen mediante unos tacos basculantes que permiten que se muevan y aportan mayor flexibilidad y adaptabilidad del colchón.

Lamas de madera tradicionales unidas a la estructura mediante tacos de resina.

Somier de acero: es un somier más rígido que los de madera por lo que proporciona más firmeza.
Somier de lamas de fenólico: es un material similar al PVC. Las láminas tienen una flexibilidad similar a las de manera, pero aportan una firmeza superior. Este tipo de somieres son los más caros por sus características y a veces los más desaconsejados por falta de transpiración.

  • Características del motor

Existen motores para los somieres articulados de diferente fuerza, pero lo más recomendable es que tengan unos 4500 newton para que puedan articular la cama fácilmente cuando estemos acostados en ella.

Es importante que nos cercioremos de que el motor es silencioso en todos los recorridos que pueda realizar.

Los modelos de mayor calidad, ofrecen una batería de seguridad para que en caso de fallo eléctrico podamos bajar la cama o mantenerla en la posición que esté.

  • Planos de articulación

Con planos de articulación nos referimos a todas las posiciones diferentes en las que puede articularse el somier. Existen somieres de solo dos planos de articulación hasta somieres de cinco planos de articulación.

Somieres de dos planos de articulación: solamente permiten la elevación del tronco y de la cabeza dejando las piernas en una posición fija.

Somieres de tres planos de articulación: permite mover el segmento del tronco y de las piernas, dejando fijas las caderas. Permite 3 posiciones: sentado para leer, comer o ver la televisión; con las piernas elevadas para facilitar el retorno de la circulación; sentado y con las piernas elevadas.

Somieres de cuatro planos de articulación: permite mover el tronco y las piernas con un doble movimiento, vertical de la rodilla a la cadera y horizontal en la parte inferior del cuerpo. De esta manera nos permite adoptar una posición más cómoda.

Somieres de cinco planos de articulación: permiten, además de la articulación del tronco y de las piernas con doble movimiento, la articulación de la zona del cuello. Así nos permiten ajustar por separado la posición de la cabeza.

  • Refuerzo

Dependiendo de las medidas del somier, se hará necesario que incorpore un refuerzo en la parte central para evitar que las láminas se comben demasiado.

Generalmente este refuerzo suele incluirse en somieres de medidas superiores a los 105cm y consiste en un doble cuerpo de láminas con refuerzo de barra central.

  • Reguladores de firmeza

Algunos somieres incorporan reguladores de firmeza para las lumbares. Gracias a estos reguladores el usuario puede adaptar la rigidez de las láminas lumbares a la deseada. Así, si colocamos los reguladores en el centro de la lama del somier, la firmeza será menor que si los colocamos en los extremos de la lama.

También es cierto que el elemento que más influye en la firmeza es el colchón, pero los reguladores de firmeza son una forma de aumentar o disminuir la firmeza que nos aporta el equipo de descanso.

Camas articuladas para los dormitorios de hoy día: Canapé abatible con somier articulado eléctrico

Como hemos comentado al inicio del post, los somieres articulados están cada vez más de moda, pues cada día se aprecian más las múltiples ventajas que nos ofrecen. De esta manera se están usando cada vez más como camas de uso diario en vez de una cama tradicional.

Es por esto que el mercado del mueble ha querido innovar aumentando aún más si cabe la funcionalidad de las camas articuladas. Así, podemos encontrar camas compuestas por un somier articulado eléctrico y un canapé abatible.

 

Un canapé abatible con somier articulado eléctrico aúna las ventajas que nos proporcionan los canapés abatibles y de los somieres articulados proporcionándonos un espacio extra de almacenamiento de gran capacidad y la posibilidad de adoptar diferentes posiciones de descanso.

Además, el somier es eléctrico, de manera que con un mínimo esfuerzo seremos capaces de variar nuestra postura si queremos ver la tele, leer o dormir.

¿Cuáles son los colchones apropiados para las camas articuladas?

Una vez vistos todos los tipos de camas articuladas y todas las características técnicas de los somieres articulados, nos centramos en otra parte esencial del equipo de descanso: los colchones para camas articuladas.

Y es que cuando contamos con una cama articulada como base para nuestro equipo de descanso tenemos que tener en cuenta que no todos los tipos de colchones son aptos para este tipo de camas ya que tiene que poder articularse o doblarse cuando accionemos el mecanismo de la cama.

Por esta razón no son para nada recomendables cualquier tipo de colchón de muelles, pues no es posible que se doblen, ni ningún tipo de colchón de viscoelástica que no esté perfilado, pues costará mucho que se articule, si es que se articula.

Los colchones indicados para las camas articuladas son aquellos que pueden doblarse con facilidad en todos los planos posibles que pueda adoptar el somier, es decir, aquellos que van perfilados o los que contienen un núcleo de látex.

Para saber más sobre las diferentes tecnologías de colchones y sobre sus características, puede leer nuestro post Colchones, todo lo que debes saber.

Colchones perfilados:

Los colchones perfilados, están compuestos por un núcleo de HR perfilado para que el colchón pueda articular y suelen contener una capa de viscoelástica. Generalmente van enfundados y no cosidos para que la articulación sea más fácil, pero podemos encontrarlos de las dos maneras.

Hemos de asegurarnos de que contengan una buena capa de viscoelástica que asegure la adaptabilidad y el confort a la hora de recostarse sobre el colchón.

Los colchones perfilados son recomendables para aquellas personas que dispongan de una cama articulada, gusten de un descanso cómodo y adaptado a las zonas de presión que el cuerpo ejerce y no quieran gastarse una enorme cantidad de dinero.

Su principal ventaja es su precio económico con respecto a los colchones de látex que veremos a continuación, lo cual no quiere decir que su calidad sea excesivamente inferior a la que presentan los colchones de látex.

Colchones de látex:

Los colchones de látex ideales para los somieres articulados son aquellos que contienen todo el núcleo de látex, no solamente una capa, sino todo el bloque de látex perforado para que transpire y se doble correctamente.

El látex es el material que se utiliza en colchones más flexible que existe por lo que se adaptará mejor que ningún otro a las curvas que provocan las articulaciones de la cama.

Su principal cualidad, además de su flexibilidad es que son indeformables. Existen otros materiales que también presentan esta cualidad de ser indeformables, como por ejemplo la viscoelástica, pero éstos han de contar con un núcleo (normalmente HR) que no es indeformable.

Además, los colchones de látex repelen la humedad y son antiácaros por lo que basta con mantener limpia la funda del colchón para estar protegidos contra malos olores y humedades. Por ello se recomienda que sean desenfundables, aunque la mayoría de los colchones de látex hoy día lo son.

Otra ventaja es que pueden utilizarse por las dos caras, mientras que los perfilados generalmente solo se usan en una de ellas, la que contiene viscoelástica.

Hemos hablado de las ventajas de los colchones de látex, pero ¿y los inconvenientes? Bueno, el principal inconveniente es que no son nada económicos pues el látex es un material caro y en habitaciones donde hay humedad o mucha condensación suele afectarles el moho con más facilidad, dando como resultado la aparición de manchas en la zona que está en contacto con al somier.

Utilidad de las camas articuladas

A lo largo del post, hemos dejado entrever algunas de las características que nos ofrecen las camas articuladas que las hacen muy útiles incluso para aquellas personas que no necesitan cuidados especiales o están encamadas. En este apartado vamos a remarcar las ventajas que hacen las camas articuladas útiles para cualquier persona.

Y es que, los somieres, canapés y colchones eléctricos son productos de gran calidad en el espacio del descanso y que no son adecuados solamente para que las personas puedan comer, ver la televisión, utilizar el portátil, leer o dormir, sino que además son aptos para que sean utilizados por personas que padecen una amplia variedad de enfermedades cotidianas como los pies o las piernas hinchadas, los dolores de cervicales o lumbares, la mala circulación, el asma, el reflujo gástrico, etc. Y además proporcionan una gran ayuda para personas mayores con movilidad reducida o que tienen que pasar gran parte del tiempo en cama.

Así podemos decir, en resumen, que:

  • Las camas articuladas proporcionan un extra de comodidad en nuestro equipo de descanso.
  • Son un elemento que nos permite relajarnos en nuestra cama en diferentes posiciones.
  • Aumentan la funcionalidad que nos aporta nuestra cama, pudiendo leer o ver la tele más cómodamente.
  • Son el aliado ideal si padecemos alguna enfermedad común como cansancio de piernas, mala circulación o dolores de espalda.
  • Son perfectas para personas que están obligadas a pasar gran parte del día acostadas en la cama.
  • Permite a las personas de movilidad reducida cambiar de posición más fácilmente.
  • La funcionalidad aumenta todavía más si nuestro somier articulado incorpora además un canapé abatible que nos proporcione espacio extra de almacenamiento en el dormitorio.
  • Facilitan la tarea de los cuidadores de personas enfermas a la hora de atender a sus pacientes.

Principales puntos en contra de las camas articuladas

Como la mayoría de las cosas, las camas articuladas no solo cuentan con ventajas y utilidades, sino que también hemos de destacar ciertas desventajas.

En este apartado vamos a destacar algunas de ellas:

  • En primer lugar, destacamos como desventaja su precio. Y es que las camas articuladas son más caras que otros soportes para nuestro colchón Además, el colchón articulable adecuado para el somier articulado también suele ser más caro que los colchones aptos para otras bases.
  • En segundo lugar, podemos destacar como desventaja su tamaño pues las camas articuladas suelen ser más aparatosas que las camas tradicionales.

Podemos concluir que…

Las camas articuladas y los somieres articulados eléctricos nos proporcionan una serie de ventajas que superan con creces en número a las desventajas.

Son un elemento de descanso cada vez más presente en los hogares, por lo que no solo son aptas o quedan limitadas a aquellas personas enfermas que han recibido la recomendación médica de dormir en una cama articulada por problemas de circulación, movilidad, etc.

Prueba de su creciente popularidad es el hecho de que el mundo del mueble esté en constante innovación y haya incorporado al somier articulado eléctrico un canapé abatible, elemento muy de moda hoy en día gracias a la funcionalidad y a la estética que nos ofrece.

Una vez leída toda esta información sobre las camas articuladas y sus múltiples beneficios, ¿aún duda en considerarlas como una opción ideal para su descanso?

3 Comentarios en Todo sobre las camas articuladas eléctricas: características, ventajas e inconvenentes

Recogidas de MUEBLES USADOS comentó : Denunciar Jan 31, 2017 at 11:07 PM

Si quiere Tirar Muebles de Segunda Mano o Viejos, aquí tienes la Oportunidad de que te los Recoja Crespo & López, una Empresa Especialista y Dedicada a tal Fin, sin Dinero, sin Compromiso, ni Molestias y en tu propio Domicilio de Cartagena Podemos Desalojar su Hogar de Mobiliario Usado de Cartagena en 24 horas Servicios de Retirada de Muebles Viejos que ya no Necesite para Desalojar su Hogar Nos Preocupamos de un mejor Futuro para los Demás aprovechando Muebles Usados, Viejos, Antiguos y de Segunda Mano de Cartagena

Confort Online comentó : Denunciar Feb 01, 2017 at 11:43 AM

Desde Confort Online valoramos la labor de empresas como la suya, comprometidas con el reciclaje y con el medio ambiente. ¡Muchas gracias!

Carlos comentó : Denunciar Mar 25, 2017 at 7:18 PM

Excelente descripción, muy buen articulo

  • He leído y acepto la política de privacidad

Dejar un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos marcados (*) son obligatorios.